que no soy princesa 

Últimamente el tema central de todos mis escritos es el amor, el odio o algún sentimiento que tenga relación a estos pero diré que la vida es más que solo amor y todas esas pasteladas que el corazón pretende sentir, mi amor te juro que solo es tu cerebro andando en patineta haciéndose el machito. La vida es mi mamá diciéndome que no importa que rompí el lente de mi cámara porque sabe que siempre rompo las cosas que más amo sin intención de hacerlo, la vida es comenzar a comer, la vida es correr detrás de tu perro asustado porque alguien estaba reventando pólvora en Abril a plenas dos de la puta tarde, la vida también es un piquete cabrón que de lejitos te puede ver fumando adentro, la vida es un cigarro que la verdad odias pero te hace sentir un poco mejor aunque no debería porque apenas tienes 19 años y eres una niña y eso no es de princesas pero me pela un gatihuevo si tengo 19 años y  no soy una princesa. Yo no quiero ser una princesa, no puedo serlo. Soy el principito, tal vez hasta más. Soy el cerebro del principito, hasta más.  Soy el Dios del principito, hasta más. Soy la persona que pensó en que el principito tenía un Dios. Una escritora, aún más por ser niña. Las niñas hacen más grande al mundo. Soy una niña no una princesa y esto tiene una demanda doble de labial y un par de converse extra porque me da ladilla los tacones, los tacones son para hombres.

Ser niña y cambiar de color todos los meses es lo que me hace ser más que la escritora del Dios del principito.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s