La Menstruación Pt. 1

“Y yo nunca tuve más religión que un cuerpo de mujer”                                                                                                                      -Joaquín Sabina

 

La menstruación es todo un rito cósmico que he tratado de entender y hasta el momento solo puedo ver que proviene de las emociones humanas más extrañas que he llegado a experimentar, el amor, no especificando un romanticismo mainstream de corazones y cartas llenas de poesía que al final solo es mucha palabrería. Hablo de amor por el cielo, amor por el reflejo del agua, amor por tu propia piel, amor como mujer.

La menstruación es el acto de desechar todo lo maligno de nuestro cuerpo incluyendo el alma. Es el mecanismo natural para mantenernos inmaculadas, mecanismo de escape contra la edad que nos dan los años. Entre más te duele más pura se vuelve tu alma. Entre más sientes, más se manifiesta tu alma en el entorno porque el dolor te marca. Marcas la tierra de tu feminidad. Pintas al mundo de rojo, cielo rojo y la sangre que sale de ti es jugo de emociones que es derramado en las tasas de los miles de inodoros del mundo para que lleguen al centro de la tierra para mantenerla joven, un elixir de juventud, fuente de vida, lava humana. Mientras que tú mujer, tú sigues haciendo de tu corazón puro. Tú sigues alimentando a la madre naturaleza de tu dolor. Sigues calmando la sed del mundo. La sed del hombre. Tu vagina siempre será fuente de vida y cuando hayas dado toda tu vida este cruel y hermoso mundo tu cuerpo se secara, de manera lenta como las flores en cambio de estación. Como las flores que disecas para mantenerlas en tu habitación porque son tan hermosas que merecen estar aunque ya no estén vivas y te recordarán por el sacrificio que le diste al universo de se mujer, por tomar la batuta y menstruar le al mundo la vida. Por tener un cuerpo de mujer como religión. Pero tu sacrificio no es en vano, aceptar esa batuta no es en vano. Todo trae su recompensa y la tuya es que te coronan con un clítoris, orgasmo infinito, la oportunidad de no solo tocar el cielo por uno o dos segundos sino de nadar en él.img_9824          “De mí brotan pequeñas flores de sangre y eso es lo que te doy como ofrenda de amor”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s